Sistema Hidropónico Casero Bisanet
Registrate y forma parte de Nuestra Comunidad de Navegantes Cibernéticos.
Aqui unas Frases:

* Deja que el mediocre se preocupe de tus errores, y tú de tus aciertos.

* LO QUE TÚ ME DESEAS QUE A TÍ DIOS TE LO MULTIPLIQUE

Nota: para ver algunos links tienes que estar registrado y comentar.

Gracias.

Sexo: imaginación al poder

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Sexo: imaginación al poder

Mensaje por chicoca el Jue Mar 08, 2012 11:45 am

Trabajo, casa, niños.... ¿Y disfrutar a solas de tu pareja? Como dice Sylvia de Béjar, la periodista y autora de Deseo (Ed. Planeta): “Si en tu trabajo lo das todo, por qué no haces lo mismo en tu relación? ¿Se te ha olvidado que a él lo elegiste tú? ¿Por qué sonríes más al panadero o al conductor del autobús que a tu marido?”. Bingo: por la rutina. Te has acostumbrado a tenerle ahí, junto a ti, te has acomodado a esta situación.



¿Y si cambias el chip? No se trata de que de la noche a la mañana te conviertas en la Sharon Stone de Instinto Básico, como dice la experta en educación sexual. Es mucho más sencillo que todo eso: se trata de que vuelvas a vibrar, a emocionarte, a notar ese cosquilleo que sentías en el estómago cuando empezaste a salir con él. “La rutina –explica De Béjar– es el ‘espantadeseos’ número uno. Si a ti te encantan los macarrones y durante diez días no comes otra cosa, ¿qué te ocurre? Pues eso, que al final no querrás ver un plato de pasta ni en pintura”. Propuesta: pon en marcha tu imaginación. Vergüenza, pudor... llámalo como quieras, al fin y al cabo sólo son excusas para evitar proponerle a tu pareja un ratito de diversión.

¿Estás decidida? “Hay que ir lentamente, empieza por lo más sencillo –apunta Sylvia–. Los juegos en pareja no son más que coqueteos. Puedes darle un beso por la mañana cuando se vaya a trabajar y susurrarle algo que le haga sentirse deseado por ti. Tenemos la idea de que los hombres sólo piensan en el sexo, pero en el fondo lo que buscan es sentirse queridos. Vuestra relación de pareja es vuestro negocio y tenéis que currároslo”. De esta forma lograrás ir creando una tensión sexual: “Lo que la genera es el anhelo. Al principio, cuando nos enamoramos, todo es nuevo y, con el paso del tiempo, esa tensión sexual hay que recrearla. Tiene que haber un componente de novedad, misterio, algo prohibido...”.

Vamos, que dejes salir a la niña pícara que vive en ti: “¿Por qué los adultos hemos perdido la capacidad de jugar como los niños? Lo cierto es que ésta sigue viviendo en nosotros. Sólo hay que ver el clima que se crea cuando un grupo de amigas se reúne, las risas que se pueden echar. ¿Y ellos jugando al fútbol? ¿No son como niños? Pues en el sexo pasa lo mismo, como cuando te ríes con tu pareja de una broma absurda. Esa complicidad es la que tenéis que trasladar a la cama. Tienes que ser un poco gamberra –aconseja la escritora–. Por ejemplo, le dices a tu pareja: ‘Hoy mando yo’. Le vendas los ojos y comienzas a acariciarle, a besarle... Te inventas que eres médico y que le estás examinando...

¿Que no se te ocurre ningún juego? Te propongo que conviertas el relato de Sylvia de Béjar, Deseo, en tu libro de cabecera: te ofrece 365+1 propuestas para disfrutar cada día del año. Las hay para todos los gustos y colores: desde crear vuestro propio código de frases para enviaros SMS subiditos de tono, hasta compartir juguetes sexuales, disfraces... Eso sí, sé realista a la hora de jugar. La edad, el carácter y la situación en la que os encontráis tienen que adaptarse a los juegos que proyectas. Aunque también es cierto que para nosotras el sexo mejora con los años.

Así se recoge en el libro Le secret des femmes, del doctor Ferroul y la periodista científica Élisa Brune (Ed. Odile Jacob). Sé realista y no esperes a las doce de la noche, tras una agotadora jornada, para dar rienda suelta a tu pasión. En esos momentos estarás “con ganas de cama, pero de meterte en ella y caer en brazos de Morfeo”, como apunta la periodista especializada en temas de sexología. Si sabes que el sueño te va a vencer, planifícate: “Un encuentro sexual no dura más de 30 minutos y, si dura más, es porque queréis alargarlo. Deja de ver telebasura y acuéstate antes”.

Ya lo has pillado, casi estás decidida a jugar con tu pareja y has planificado el encuentro fuera del entorno habitual: el dormitorio. “Para romper con la rutina hay que salir de la llamada zona de confort –apunta Sylvia–. Busca otro rincón de la casa, escríbele una nota dejándole caer que tenéis una cita y deja que su imaginación haga el resto”.

¿Que no hay forma? ¿Que sigues en tus trece? ¿Que hoy, cuando vuelva tu Romeo a casa, de nuevo le vas a dar esquinazo? “Sólo conseguirás que se obsesione con el sexo –advierte De Béjar–. Al no lograrlo, su cuerpo padecerá tensiones, insomnio... y se sentirá inseguro”. Estas situaciones tampoco son agradables para las mujeres y está en tu mano cambiarlas. Prueba a darle una oportunidad al ‘¿por qué no?’ Déjate acariciar, besar, y a ver qué pasa. No es tan complicado, ¿verdad? Pues venga, ponte manos a la obra. Como recomienda la autora de Deseo, “cada día, un arrumaco; cada semana, una cita; cada mes, una escapada y cada año, unas vacaciones solitos”

chicoca
Hacha de Piedra Doble
Hacha de Piedra Doble

Femenino
Nº de Envíos : 177
Inició el : 09/09/2010

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.