Sistema Hidropónico Casero Bisanet
Registrate y forma parte de Nuestra Comunidad de Navegantes Cibernéticos.
Aqui unas Frases:

* Deja que el mediocre se preocupe de tus errores, y tú de tus aciertos.

* LO QUE TÚ ME DESEAS QUE A TÍ DIOS TE LO MULTIPLIQUE

Nota: para ver algunos links tienes que estar registrado y comentar.

Gracias.

Labioplastia: cirugía de los labios vaginales

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Labioplastia: cirugía de los labios vaginales

Mensaje por chicoca el Jue Mar 08, 2012 11:42 am

Labioplastia es el nombre que recibe la operación quirúrgica que reduce el tamaño de los labios menores. Y aunque la técnica es frecuente en Asia, en Europa tiene una reputación dudosa.

La hipertrofia de los labios menores puede ser congénita, pero lo más común es que se haya producido durante la pubertad y después se haya acentuado como consecuencia de los partos. En la menopausia, en cambio, los labios menores tienen tendencia a atrofiarse y a esconderse detrás de los labios mayores.

Breve repaso anatómico


La vulva presenta partes visibles como el monte de venus y los labios mayores, dentro de los cuales están los labios menores o ninfas. Éstos se extienden desde el capuchón del clítoris, rodean el orificio de la uretra y la vagina y terminan a pocos centímetros del ano. A diferencia de los labios mayores, los labios menores no están cubiertos de vello y contienen muchos folículos sebáceos y terminaciones nerviosas. De tamaño variable, suelen medir una media de tres centímetros de largo.

Pese a que la hipertrofia de los labios menores suele ser producto de los partos, cada vez es más frecuente que la cirugía para reducirlos la soliciten chicas jóvenes que aún no han tenido hijos y a quienes el tamaño les molesta estética e incluso físicamente. “Algunas aseguran que tener los labios menores grandes les produce dolor durante las relaciones sexuales, cuando practican deportes como el ciclismo o la equitación o cuando llevan prendas ajustadas”, precisa el cirujano plástico Laurent Benabida.

El intercambio de información en los foros de Internet, algunos cambios en la moda (tangas, vaqueros hiperajustados) y la influencia de las películas porno, en las que las actrices tienen siempre vulvas juveniles, han suscitado un aumento de las labioplastias.

Una incisión en forma de “V”


El objetivo es reducir los labios menores retirando el exceso de piel y de mucosa. La operación dura aproximadamente 45 minutos y puede desarrollarse con anestesia local y en posición ginecológica. Ésta es la opción más extendida en Estados Unidos, aunque en otros países las pacientes prefieren anestesia total. En este caso la operación no requiere hospitalización.

La técnica inicial consiste en reducir los labios manteniendo su forma anatómica y su apariencia y coloración naturales, lo que no se puede lograr con la clásica amputación o corte de ellos. Además, amputarlos resultaría en una cicatriz que estaría en contacto directo con la ropa interior y que, por tanto, sería susceptible de infectarse o de sufrir un hematoma. Para evitar estos inconvenientes se realiza una resección central o superior en “V” o incluso dos resecciones en “V” en las extremidades (técnica V-V), lo que permite que la cicatriz esté en una zona menos expuesta y que las relaciones íntimas se reanuden lo antes posible.

El postoperatorio consiste generalmente en tomar analgésicos (paracetamol u otros) para calmar la sensación de quemazón, cuidados locales cotidianos que se hacen una vez que el cuerpo ha reabsorbido los puntos y una suspensión de las relaciones sexuales y del uso de tampones de cuatro a seis semanas.

Aunque la convalecencia no suele presentar problemas, tampoco está exenta de complicaciones pasajeras. Así, puede suceder que la sutura se suelte si hay traumatismos o que haya retraso en la cicatrización, infección local, hematomas, dolores durante la penetración o alteraciones de la sensibilidad. Por todo ello es importante que la cirugía la practique un profesional con experiencia en este tipo de intervenciones.

Una técnica polémica


Médicos y sexólogos se muestran preocupados por la demanda creciente de estas operaciones. En su opinión, la dictadura de una norma estética (vehiculada principalmente por las películas X) comporta complejos que no tienen razón de ser. Algunos sexólogos creen que la reducción de estas zonas ricas en terminaciones nerviosas puede afectar a la sensibilidad y sólo la recomiendan a las pacientes cuya hipertrofia de los labios menores supone una molestia mecánica que dificulta el andar y, por tanto, la vida cotidiana.

D. Bême

chicoca
Hacha de Piedra Doble
Hacha de Piedra Doble

Femenino
Nº de Envíos : 177
Inició el : 09/09/2010

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.